Niños y niñas de algunos CADI reciben clases de manera presencial, cumpliendo con los protocolos de seguridad.

El programa Hogares Comunitarios atiende de manera híbrida a los niños y niñas inscritos. En los municipios en los que el semáforo covid-19 lo permite, acuden de manera presencial a recibir clases y atención educativa.

Las maestras y las madres cuidadoras  han ideado formas para garantizar la salud de los niños y niñas. Al llegar a los CADI les toman temperatura, les dan alcohol en gel y los ubican a distancia de otros alumnos. Los niños y niñas se han adaptado a esta nueva forma y cumplen con el uso de la mascarilla.

“Atendiendo las disposiciones del Ministerio de Salud y Ministerio de Educación  hay algunos Centros de Atención y Desarrollo Infantil que tienen atención híbrida. Las madres cuidadoras y las maestras están cumpliendo con los procesos de bioseguridad y la atención se brinda dependiendo de la posición del municipio en el semáforo. No es en todos los CADI, son en algunos, y en los que ya se tienen implementos que han sido donados”, explicó Vladimir López, director de Hogares Comunitarios.

Un ejemplo de la atención que se brinda es en los Centros ubicados en Tactic, Cobán, San Cristóbal y Carchá de Alta Verapaz.

Alcaldes, organizaciones y padres de familia han donado insumos como termómetros, alcohol en gel y otros implementos para la bioseguridad de los niños y niñas, lo que ha permitido que se tengan mejores cuidados.

Los beneficiarios de SOSEP se han adaptado a la nueva normalidad.
Toma de temperatura y desinfección es parte de los cuidados que se tienen en los CADI donde niños y niñas reciben clases.
Los niños y niñas cumplen con los protocolos al ingreso al CADI
Las maestras han ideado formas para mantener la distancia entre los alumnos.
Mientras realizan sus actividades, los niños y niños utilizan mascarilla para protegerse del covid-19.

 

Dejar respuesta